TABARCA, LA GRAN DESCONOCIDA

16 de agosto, 2019 - PERSONAL - Comentarios -

Parece mentira pero es así, vivimos en una comunidad y desconocemos gran parte de sus bellezas. 

La isla de Tabarca es una de ellas.

Antes de venir, los comentarios entre conocidos es si solo hay casa viejas.

En estos últimos años ha sufrido una gran transformación, una resurrección podíamos decir.

Es mi primera visita a este islote de la costa Alicantina y de verdad me ha fascinado, acogedor, bien cuidado y con unas calas fabulosas donde poder practicar buceo, con aguas cristalinas.

Una playa de aguas claras con unas vistas, de grandes barcos de recreo, rodeado de acantilados rocosos, que no tienen nada que envidiar a la isla grande, Ibiza.

Nos dimos un paseo nada mas desembarcar del barco que nos llevo en un. Mínimo tiempo a Tabarca.

Recorriendo la zona mas natural de la isla donde podemos ver un antiguo torreón militar que entre otras ocupaciones se uso como carcel.

Junto al torreón justo en medio de la meseta se encuentra el faro que se controlo en 1854 y que alertaba los marineros de la proximidad de las rocas.

Seguimos el sendero hacia la punta de la isla donde nos encontramos un bello lugar donde reposan para su descanso, viejos marineros y habitantes de la isla.

De vuelta al centro de la isla donde nos aguardaban las casas que si contaran historias serian fantasmas aventuras de corsarios piratas habitantes de estas tierras y de viejos lobos de mar.

Mientras vamos admirando las fabulosas calas de la isla.

Después de disfrutar de las aguas en la playa y refugiarse bajo la sobra de sus palmeras se hizo la hora del almuerzo.

De los muchos y variados restaurantes de la isla nos decantamos por el Mar Azul, un servicio perfecto y que decir de la comanda. Ummmmm. Riquísima.

 

Seguimos nuestro camino por el resto de la isla la parte fortificada que encierra unas bellísimas casas marineras, que hoy en día se han reformado y presentan hoteles, restaurantes y casa particulares. 

Paseando por esas calles estrechas llenas de color, con sus ventanas pintada de azul y blanco.

Algunas tiendas de recuerdos, restaurantes  y turistas paseando se ve un pueblo lleno e vida.

Llegamos al pico, al final del islote y pasando por la puerta tallada de san Gabriel, que sorpresa tan agradable un conjunto de rocas casi dispuestas. Mano protegidas por la antigua muralla de la ciudad, para que se disfrute del baño con las aguas cristalinas que rodean la isla de Tabarca.

Unos de los edificios mas grandes de la Tabarca en la iglesia de San Pedro y San Pablo que desde su ampliación en 1770, haber unas vistas cara al mar mediterráneo frente a las costa alicantina donde se divisa Alicante y mas próximo Santa Pola.

Llegada la media tarde es hora de regresar, sin antes hacernos una promesa la de volver.

 

Os dejo un enlace con mas información de la isla de Tabarca.

 

https://www.alicanteturismo.com/isla-tabarca-alicante/

 

 

https://es.wikipedia.org/wiki/Isla_de_Tabarca

Ver anterior Ver siguiente