19 de agosto, 2018 · PERSONAL · Comentar ·

MONASTERIO DE PIEDRA, ZARAGOZA

Cuando vas a visitar una ciudad nueva como Zaragoza, miras en internet, visitas páginas, consultas que ver, etc. Unos días antes, nos hablaron de El Monasterio de piedra y organizamos el viaje para visitarlo antes de visitar la ciudad de Zaragoza, http://www.zaragoza.es/ciudad/turismo/  España.

Tras unos caminos por donde nos llevó el GPS, un poco rurales, aprovechamos para ver los paisajes llenos de trigo y girasoles.

Tras unos kilómetros llegamos a un paraje lleno de arboleda y un embalse de la Tranquera junto a  la población de Nuévalos.

Tras subir por la carretera que comunica Nuévalos con el Monasterio de piedra y dejar el coche en el parking público, sacamos las entradas para la visita del parque.

Iniciamos una visita casi sin conocer que vamos a ver, pronto llegaron las sorpresas, grandes árboles y un rio que lo recorre.

Oyes el agua correr los pagaros, se respiraba paz, tranquilidad, daban ganas de coger un libro y sentarse a leerlo.

Fotógrafo de profesión en Antonio Limiñana Fotografía en la cuidad de  Alcoy http://www.alcoyturismo.com  provincia de Alicante, no podía dejar de escapar esta maravilla para coger la cámara.

Recorriendo la senda empezamos a ver cascadas de agua entre las rocas donde refrescaba el habiente.

La primera cascada era impresionante llamada de trinidad con una caída espectacular.

Seguimos el camino pasando por puentes de madera que bajo suyo los rápidos bajaban con un  gran afluente.

Tras la subida de unas escaleras de piedra y fascinado por lo hermoso del paisaje

Con miradores donde se aprecia todo el paisaje, los saltos de agua esculpidos en la roca por el tiempo caídas de agua que junto a la vegetación hacen de un ambiente fresco y agradable.

Si hablamos de cola de caballo, no sabemos que es, pues yo tampoco una bajada esculpida en la roca que casi da vértigo recorre todo el interior de la montaña, muy bien iluminada y cuidada. Una sorpresa más nos esperaba la final de la gruta, es la aparición de la salida por la espalda del salto de agua en el interior de la montaña, con el agua salpicando con su fuerza que te moja y refresca en una mañana de agosto. Por otro pasadizo esculpido en la roca nos saca al frontal de la cascada llamada Cola de Caballo que con su larga cola nos abraza.

Ya solo nos faltaba visitar las piscis factorías con unos peces que asustaban con su gran tamaño.

Lo mejor de una visita es salir fascinado por lo vivido, visto, oído y sentido. Con unas fotografías para el recuerdo y con ganas de volver con una pareja de novios o alguna modelo, para realizar una sesión de fotos o video aquí, así os la dejaría en el blog de Antonio Limiñana Fotografía. https://www.antonioliminanafotografia.com/ 

Una visita de obligado cumplimiento en un momento de la vida, pero no queda ahí la visita nos quedaba el Monasterio. Más información en  http://monasteriopiedra.com/historia-del-parque/ 

Un monasterio del siglo XIII con sus galerías y una bodega con la historia de la fabricación del vino.

Lo lamentable es lamentable estado de la iglesia que fue derruida en el siglo XIX y no se volvió a reconstruir, más información en  http://monasteriopiedra.com/historia-del-monasterio 

Antonio Limiñana Fotografia monasterio de piedra
Antonio Limiñana Fotografia monasterio de piedra-3
Antonio Limiñana Fotografia monasterio de piedra-8
Antonio Limiñana Fotografia monasterio de piedra-11
Antonio Limiñana Fotografia monasterio de piedra-12
Antonio Limiñana Fotografia monasterio de piedra-13
Antonio Limiñana Fotografia monasterio de piedra-14
Antonio Limiñana Fotografia monasterio de piedra-16
Antonio Limiñana Fotografia monasterio de piedra-17
Antonio Limiñana Fotografia monasterio de piedra-18
Antonio Limiñana Fotografia monasterio de piedra-22
Antonio Limiñana Fotografia monasterio de piedra-24
Antonio Limiñana Fotografia monasterio de piedra-25
Antonio Limiñana Fotografia monasterio de piedra-26
Antonio Limiñana Fotografia monasterio de piedra-27
Ver anterior | reciente

Últimas entradas